Transmisión del Derecho a Suceder

Derecho de Transmisión herencia transmisario transmitente abogado valencia
Vota este post

El Derecho de Transmisión es una institución sucesoria que previene la vacancia en la herencia. El fallecimiento de una persona abre el proceso de su sucesión, que puede estar ordenada en su testamento, si así lo dejó previsto, o suponer la apertura de la sucesión intestada.

TELÉFONOS DE CITA PREVIA: 96-381-56-71 y 902-11-00-88

Te esperamos en nuestro Bufete en el centro de Valencia

En este punto no es extraño encontrarse con que alguno de los llamados a heredar, generalmente un hijo del causante, ya haya fallecido. Y a veces surge la duda de ¿quién y cómo hereda?.

Derecho de transmisión

En términos generales y para aclarar la cuestión hay que señalar que, si un hijo del causante ha fallecido, ocuparán su lugar sus propios herederos, es decir los nietos del causante. Sin embargo, se puede heredar al causante (al abuelo) a través de diferentes mecanismos, en función de cuándo se produjese la muerte del heredero (el hijo del causante).

Para determinar esta cuestión hay que distinguir dos momentos importantes en toda sucesión, que no son simultáneos, puede haber un lapso de tiempo más o menos amplio entre ellos:

  1. El momento en que surge el derecho a suceder del heredero (hijo), que coincide con el fallecimiento del causante.
  2. El momento en que ese heredero acepta (o renuncia) la herencia.

Cuando el heredero (hijo) fallece en vida del testador y por tanto antes que éste, sus hijos (nietos del testador) ocuparán su lugar de manera automática a través de lo que se denomina “derecho de representación”. En esta sucesión concurrirán al mismo tiempo familiares de grado más próximo (otros hijos del causante) con otros de grado más lejano (los hijos del hijo premuerto, nietos del testador y que coincidirán en la herencia con sus tíos). Con este derecho de representación, que sólo existe en la línea recta descendente o en algunos casos de la colateral, los hijos del heredero premuerto le sucederán en todos los derechos que tendría si viviera o hubiera podido heredar.

Derechos transmitente y transmisario

Sin embrago, si el heredero (hijo) falleciese en ese intervalo de tiempo después de fallecer el causante (abuelo) pero antes de haber tenido tiempo u ocasión de aceptar o renunciar a la herencia, la situación es diferente. En esta circunstancia, la sucesión no es automática. Aquí encontramos la transmisión del derecho a heredar.

Los hijos del hijo premuerto (nietos del causante) no podrán aceptar la herencia de su abuelo y renunciar la de su padre, aunque aparentemente sean independientes. El derecho a heredar al abuelo causante está ya dentro del patrimonio hereditario de su padre, pero este murió sin decidir si aceptar o renunciar a esa herencia.

Los nietos se verán en la tesitura de decidir si quieren aceptar la herencia de su padre o renunciar a ella, pero deben saber que eso influirá en la posibilidad de heredar a su abuelo. Si renuncian a la herencia del padre no tendrán acceso a la de su abuelo, mientras que por el contrario, sí podrán aceptar la de su padre y una vez hecho eso, decidir si aceptar o renunciar la del abuelo causante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies