Heredero y legatario: Quién es quién en la sucesión

Abogado heredero legatario testamento sucesionessucesion mortis causa ultimas voluntades

Dentro de la sucesión que se abre cuando muere una persona, puede aparecer la figura del heredero, que es lógicamente la más habitual, pero también ir acompañada de otras como la de legatario, albacea, contador-partidor etc. Centrémonos en distinguir las dos figuras principales de heredero y legatario.

Ambos son sucesores del causante (quien fallece dando lugar a la apertura de una sucesión).

Legatario en la herencia

El legatario es un sucesor del causante que va a ocupar el lugar de éste en una o varias de sus relaciones jurídicas con carácter singular. Se diferencia del heredero en que éste sucede al causante en todos sus bienes y derechos que no se extingan con su muerte. En consecuencia, un heredero sucederá al fallecido incluso en sus deudas si las tuviera, mientras que el legatario recibirá únicamente lo dejado en concepto de legado, sin incurrir en la responsabilidad global por las deudas que sí tendrá el heredero.heredero legatario herencia valencia abogado

El código Civil español lo establece así cuando diferencia entre ambos diciendo que “heredero es el que sucede a título universal y legatario el que sucede a título particular”.

Entre las características que diferencian ambas figuras podemos destacar de manera relevante que la figura del legatario solo surge a través del testamento, en contraposición con el heredero que existirá incluso en caso de sucesión intestada, aunque en estos supuestos serán siempre herederos los establecidos en la ley y en el orden fijado en ella, ya que no hay voluntad del causante expresada en testamento.

Diferencias heredero y legatario

Otra peculiaridad estriba en la posibilidad de aceptación o renuncia. Hay que tener muy en cuenta, como punto de partida, que la aceptación y la renuncia deben referirse a la totalidad de aquello a lo que se es llamado: no se puede aceptar una parte de la herencia y repudiar otra, ni aceptar una parte del legado y repudiar el resto.

Sabiendo esto, existen variables en las que se pueden encontrar herederos y legatarios en el momento de ser llamados a suceder. ¿Y cuáles serían las opciones? Pueden llegar a verse las siguientes hipótesis:

Un heredero que sea también legatario: en este caso podrá aceptar la herencia y renunciar al legado o viceversa, ya que son dos cosas distintas.

Un legatario (sin ser heredero) que se encuentre, leído el testamento, con que recibe dos legados de los cuales uno es oneroso (conlleva alguna carga) y otro es gratuito: no podrá aceptar éste y repudiar el otro. Tendrá que decidir si acepta ambos o renuncia a los dos.

O un legatario que reciba dos legados de la misma naturaleza (ambos onerosos o ambos gratuitos): es libre para aceptarlos todos o renunciar al que desee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies